ANÁLISIS/REVIEW: HUAWEI MATE 9

INTRODUCCIÓN

La competición de la gama alta había sufrido un pequeño parón debido a la escasez de lanzamientos de terminales un poco más top, en este caso, huawei vuelve a plantar cara a los más grandes con un terminal de su gama mate que presume de ser uno de los mejores phablets del mercado después de que SAMSUNG retirase el samsung GALAXY note 7, por problemas de explosión.
DISEÑO

Empezamos como siempre por el diseño y claramente nos encontramos con las típicas líneas de diseño huawei que nos recuerdan a sus hermanos p8 y p9. En cuanto a dimensiones tenemos 15,6 cm de alto, 7,8 cm de ancho y 7,9 mm de grosor, lo que le convierte en un smartphone grande pero que alberga en su interior 5,9 pulgadas de panel, lo cual puesto en contexto hace que sea relativamente contenido. Su peso total es de 190 gr conseguido gracias a una construcción metálica donde predomina como es habitual en terminales premium la aleación de aluminio. Podemos adquirir varios acabados como el space grey, moonlight, moonlight silver, moca brown, champan gold, negro mate… aunque algunos solo están disponibles si escogemos ciertas configuraciones. Tiene una pequeña curvatura de cristal 2.5 d que aumenta la ergonomía. En su frontal podemos encontrar el logo de huawei y en la parte superior del frontal micrófono, altavoz, un sensor y la cámara de selfie. Cabe destacar un gran aprovechamiento de marcos, aunque permanecen las líneas negras. En el lateral derecho observamos el control de volumen y el botón de desbloqueo/bloqueo del terminal. En el lateral izquierdo, las ranuras para tarjetas nano sim y sim que nos permiten ampliar la memoria. La parte superior esta ocupada por un jack 3.5 para los auriculares y una grata sorpresa que es la inclusión del puerto infrarrojos. En la parte inferior tiene micrófono y altavoces. También incluye un puerto usb (del tipo c) para la carga y la transmisión de archivos. En la parte trasera lector de huellas circular, doble cámara de posicionamiento vertical, doble flash led con doble tonalidad, sensor láser autofocus. No hay tapa ya que el terminal es unibody.